Directores Del Ilustre Instituto Veracruzano

 

Teodoro Kerlegand

 Educador nacido en Filadelfia, en el año de 1809. En Cuba abrió una escuela para niñas.

 Llegando a la Ciudad y Puerto de Veracruz se encargó del Instituto Veracruzano, del que fue el primer director. Estuvo al frente de la institución cuando ésta no tenía registro oficial.

   Fundó en Xalapa el Liceo Xalapeño en 1855.

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan J. Rodríguez

   Desafortunadamente no se tienen muchos datos de este personaje que estuvo presente en muchas etapas de la institución; se desconoce su origen, dónde nació y dónde murió. Lo que se conoce de él es que fue un gran abogado, alumno de la institución en el periodo comprendido de 1853 a 1903, este dato se obtiene de la lista de ex alumnos destacados de la institución, en la cual figura su nombre, también se desempeñó como catedrático de la institución y durante algún tiempo ocupó el cargo de subdirector de la misma. Además de ser alumno, profesor y subdirector de la institución, este olvidado personaje también perteneció a la Junta Protectora del Instituto Veracruzano en la cual se desenvolvió como vocal, en esta junta se velaba por el bienestar del Instituto Veracruzano.

   Gracias a don Juan, a los personajes pertenecientes a la junta protectora y a diversos donantes, el plantel siguió funcionando.

 

 

 

 

 

 

Esteban Morales

   Esteban Morales, pedagogo de origen español, fue el primer director del Ilustre Instituto Veracruzano después que la institución tuvo registro oficial en el estado, además se desempeñó como catedrático de la misma.

   Nació un 26 de diciembre de 1829, en Santa Cruz de la Zarza, provincia de Toledo, España, pero a los pocos mese fue llevado a Cuba, en este lugar acudió a los Colegios de San Fernando y Carraguas, exactamente en la Habana.

   A los 14 años se trasladó a París en donde estudió en la Escuela Central de Artes y Manufacturas y después en la escuela de Medicina, en esta etapa profesional tuvo como tutor al gran poeta Víctor Hugo.

   Según datos, por afición estudió pedagogía, profesión por la que fue más conocido y en la que fue muy sobresaliente.

   A los 25 años regresó a Cuba, en donde estuvo poco tiempo, pues un año después se trasladó a México en donde simpatizó con los revolucionarios de Ayutla y después con la causa republicana. Durante estos movimientos conoció y estrechó lazos con el Lic. Benito Juárez.

   En 1864 se trasladó a Alvarado, aquí fue Director de la Escuela Particular, denominada Colegio de Alvarado. En este lugar los franceses lo hicieron su prisionero dos veces, en las cuales estuvo a punto de ser fusilado: en la primera ocasión le salvó la vida el Dr. Deuquenne y en la segunda el Comandante M. R. Maslau, quien lo reconoció como su condiscípulo en París.

   Aún corría el año de 1864 y Don Esteban Morales se trasladaba al puerto, justo el mismo año en el que se fundó el Instituto, del cual fue el primer director, ocupando este puesto durante aproximadamente 40 años y en el que también fungió como docente.

   Durante su estancia en Veracruz, fue Regidor de Instrucción Pública, consultor Pedagógico de la Comuna Veracruzana y también fue Presidente del Congreso Pedagógico.

   Las hazañas pedagógicas del gran Esteban Morales fueron tales que el escritor José O. Ontiveros lo describe como “la columna central en que descansó sólidamente el Colegio Preparatoriano”.

   Durante la gestión del gobernado Francisco Landero y Coss, logró convocar el Primer Congreso Pedagógico de la República.

   Contando con 61 años, en 1900 el dirigente municipal Zaferino Mata, propuso al H. Ayuntamiento que para finalizar el año y el siglo se reconociera  y recompensara a todos los profesores que se distinguieran por sus grandes aportes, a los cuales se estimularía con medallas de oro y plata, así como diplomas. Entre los profesores reconocidos figuraba sin lugar a dudas Don Esteban Morales, el cual fue el merecedor de la medalla de oro, misma que le fue entregada en un festival realizado en presencia de todo el profesorado de Veracruz, éste no fue el único reconocimiento que recibió. En 1903 el Ministro de Francia en México nombró a Esteban Morales “Miembro de la Academia” por sus méritos como educador y por haber instruido en el idioma Francés durante cincuenta años, por lo cual recibió un diploma. El acontecimiento fue celebrado con un banquete en el cual estuvieron presentes el cónsul de Francia y un gran número de maestros, profesionistas y amigos del gran pedagogo.

   Finalmente a los 79 años, el 8 de abril de 1908, falleció el eminente educador, en la ciudad de Veracruz.

 

 

Cayetano Rivera

   No se tienen datos exactos de su fecha de nacimiento, pero lo que sí se sabe con certeza es que Don Cayetano Rivera fue un gran alumno del Instituto Veracruzano que desde los quince años, ya repartía sus conocimientos con quien se lo solicitara.

   Fue pedagogo y según datos además fue uno de los primeros docentes que hubo en la localidad, también fue un gran impulsor del deporte en Veracruz.

   Su trayectoria en el Ilustre fue bastante larga; no por nada es reconocido como hijo del Ilustre, él fue el primer profesor ayudante del que se tiene registro, estuvo colaborando durante treinta años como docente en el plantel y debido a sus grandes habilidades como tutor, Don esteban Morales le confirió el cargo de profesor ayudante, un 19 de septiembre de 1878 en el Instituto Veracruzano, sustituyendo así a Don Juan Ignacio Torres, con el tiempo también reemplazó a Don Manuel Hernández Echerri en la asignatura de latín, al mismo tiempo que seguía como profesor ayudante y tras el fallecimiento de Don José Miguel Macías, le sucedió Don Cayetano Rivera en el puesto de Vice-rector.

   Cuando Don Esteban Morales ya no gozaba de tan buena salud como al principio, éste dejó el puesto de director del Instituto Veracruzano, y como director interino quedó Don Cayetano. Después de decirlo formalmente, la Junta Protectora, designó a Don Cayetano como director oficial de la institución, después de treinta años como servicio.

   Su vocación como profesor no la dejó a un lado a pesar de estar al frente del Instituto Veracruzano, por lo que en las noches continuaba laborando en la Escuela Nocturna, acercando sus servicios a la clase proletaria, también suplió al profesor Miguel Macías en las cátedras de Matemáticas, Geografía e Historia Universal, demostrando así sus conocimientos en distintas áreas, por otro lado, en la Escuela Naval Militar también fungió como profesor de Geometría y Trigonometría analítica y Calculo.

   Otra de sus labores, fue cooperar en la fundación del Casino Veracruzano y no sólo eso, también, según se cuenta, gran parte de sus ahorros como docente, los destinó a impulsar el beisbol en Veracruz, se dice que él nunca jugó este deporte, pero había leído tantísimo sobre él, que incluso conocía secretos que los mismo practicantes de beisbol, ignoraban. Tantos fueron sus conocimientos en esto que en el periodo 1904-1909 mientras dirigía el club “Colón”, se le reconoció su labor.

   Según el testimonio del señor Francisco Aguirre, cronista deportivo de “El Dictamen” dice que pocos conocían y enseñaban el beisbol como Don Cayetano Rivera, también confirma que éste era quien proveía de todo material que necesitara el equipo como uniformes, zapatos, mascotas, guantes, caretas, pelotas y demás implementos.

   Bastante delicado de salud, Don Cayetano, estuvo presente en la inauguración del edificio del Instituto Veracruzano y tan sólo tres meses después, partió de este mundo el día 16 de diciembre de 1910.

 

 

 

Julio S. Montero

    En los datos históricos que se tiene, acerca de los primeros personajes del Instituto Veracruzano, no se mencionan datos importantes sobre éste profesor, pero sí se menciona algo sobre su carrera como docente, en la mencionada institución.

   Corría septiembre de 1895 y, después del fallecimiento de Don Gaspar F. de Ceballos, Don Esteban Morales designó a Don Julio S. Montero como profesor en lugar de éste primero, tal fue su labor como profesor ayudante que Don Esteban Morales, lo postuló ante la Junta Protectora del Colegio como profesor ayudante permanente, promoviéndole también, un sueldo de cien pesos mensuales.

   Don Julio S. Montero tenía una gran trayectoria como profesor del instituto se desempeñó como profesor y vicerrector, también se desempeñó como director interino, debido a esto y a su tino para dirigir la institución, también ostentó el cargo de director.

   Antes de dejar el cargo de director en 1917 don Julio S. Montero, valientemente se rebeló contra las acometidas del Gobierno del Estado, que consideraba a los Colegios Preparatorios como nido de reaccionarios. Así se abrió angustiosa situación para el antiguo Instituto, de continuo amenazado de ser clausurado, pero este no fue el único suceso durante la estancia de Julio S. Montero en el Instituto ocurrió en 1914, cuando Veracruz fue bombardeado por los invasores norteamericanos, desde la azotea del Instituto se hizo fuego sobre ellos sin que haya sido posible saber el nombre de los patriotas, por cierto que en este colegio estudió el joven José Azueta más tarde héroe epónimo en la jornada citada. En este año era Rector don Julio S. Montero, quien rehusó aceptar sueldo de parte de los invasores. El edificio fue destruido en parte por el bombardeo, y posteriormente según datos,  los yanquis los aprovecharon como  Hospital, el Rector procuró que las clases no se interrumpieran y continuaron impartiéndose en casas particulares.

   Así continuó su carrera con altibajos, hasta el 31 de marzo de 1924,  dejando a cargo de su puesto como director del plantel al gran Salvador Díaz Mirón.

   Finalmente el gran maestro murió el 15 de marzo de 1943.

 

 

Salvador Díaz Mirón

   Nacido en la Ciudad y Puerto de Veracruz en 1853 Salvador Díaz Mirón, fue un poeta y político precursor del movimiento literario modernista en México. Hijo de una familia culta (su padre era poeta y ensayista), Salvador Díaz Mirón recibió una esmerada educación humanística. Desde muy joven mostró marcada inclinación hacia el periodismo, que lo llevó a colaborar en publicaciones de Veracruz y de la Ciudad de México. En 1879 inició su carrera política al convertirse en diputado por Jalancingo, en su estado natal.

   Entre 1884 y 1885 fue diputado del Congreso de la Unión. En vísperas de las elecciones generales de 1892 fue a prisión por homicidio; cuatro años después resultó absuelto al considerarse que actuó en defensa propia. Durante el gobierno de Victoriano Huerta dirigió el periódico El Imparcial. Con la caída del dictador, tuvo que permanecer fuera del país entre 1914 y 1920. Vivió en España y después en Cuba, hasta que el presidente Venustiano Carranza autorizó su regreso a México.

   La producción poética de Díaz Mirón que se conserva es bastante reducida, pues una parte se perdió y otra fue destruida por el propio autor. Su obra se divide en tres etapas: la primera muestra la influencia del romanticismo europeo; la segunda, recogida en su libro Lascas, es más intimista e introspectiva, mientras que la tercera depura su estilo hasta llevarlo a una extrema concisión. Sus Poesías completas fueron publicadas en 1941 por Antonio Castro Leal. Entre sus composiciones más dignas de mención figuran Epístola, Sursum, A Gloria, A Byron, Oda a Victor Hugo, Voces interiores, Espinelas, Lance, Oración del preso, El fantasma, Beatus Ille, Ejemplo, Pepilla, Vigilia y sueño y Nox.

   En el Instituto Veracruzano se desempeñó como profesor en las cátedras de Literatura e Historia, se le conoció por enseñar e instruir al pueblo de cerca.

   Según fuentes, siempre tuvo un contacto noble y cercano con la juventud veracruzana.

   El escritor José O. Oliveros, describe que el poeta le pedía que lo acompañara al Parque Juárez o al Parque Inglés, allí hablaban de diversos temas y poco a poco la gente sencilla y humilde, principalmente los trabajadores del muelle, se acercaban. Don Salvador se acercaba a ellos con total confianza, y tanto era el aprecio de éste gran poeta para la clase proletaria que les dedicó los versos titulados “A Un Jornalero”.

   Su libro de poesías “Lascas”, dio la vuelta al mundo.

   El gran poeta falleció un 12 de junio de 1928, sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres.

 

 

Fernando Siliceo y Torres

   Nació el 10 de mayo de 1864, en la Ciudad de Guanajuato.

   Sus padres fueron el Lic. Agustín Siliceo y Torre de la Vega y doña María de Jesús Torres y Sánchez de la Barquera.

   Su padre fue un denotado liberal que defendió ésta causa, que también llegó a ser Jefe del Estado Mayor del Gral. Manuel Doblado, también adquirió una sólida cultura académica, estudió abogacía y tuvo como alumnos a Hernández y Hernández y Don Manuel J. Payno.

   Don Fernando Siliceo y Torres cursó sus estudios primarios en su ciudad natal y más tarde se fue a la Capital de la república para ingresar al Colegio Militar.

   A los 17 años, en abril de 1882 llegó por primera vez a Veracruz de paso para Campeche en donde fue alumno fundador de la Escuela Náutica que funcionó en la misma ciudad.

   Terminando sus estudios en esta escuela, se embarcó en el buque “Tamaulipas” de la Cla. Trasatlántica Mexicana, en este buque navegó tres años, después pasó a la Ciudad de México a presentar examen para Segundo Piloto, en el cual obtuvo excelentes calificaciones.

   A los 23 años, entró a prestar sus servicios a la Armada Nacional, y realizó el viaje de circunnavegación en la Corbeta “Zaragoza” en el cual visitó, entre otros lugares;  las Antillas, la mayoría de puertos americanos, europeos y de Asia.

   Residió en París dos años y en 1897, al regresar a México, prestó sus servicios como Oficial fundador y más tarde como Profesor de la Escuela Naval Militar.

   A los 42 años, en 1906, como Profesor Instructor visitó la fábrica de cañones de Annapolis y en 1908, justo antes del fallecimiento de Don Esteban Morales, éste último le propone formar parte de las filas del Instituto Veracruzano.

   En el Instituto se le otorgó el cargo de Profesor Ayudante en el Colegio Preparatorio, laborando junto con Julio S. Montero y Don Cayetano rivera, estuvo a cargo de las cátedras de Geografía, Matemáticas e Historia.

   Otro de los trabajos sobresalientes de Don Fernando Siliceo fue que a sus 55 años y, con ayuda de Venustiano Carranza y Cándido Aguilar, logró fundar la escuela Náutica Mercante el 5 de febrero de 1919, la cual actualmente, lleva su nombre.

   De 1909 a 1910, en el H. Ayuntamiento de Veracruz, ocupó el cargo de Regidor de Instrucción Pública.

   Como dato curioso, en las Fiestas de Celebración del Centenario de la Independencia Patria, Don Fernando Siliceo fue quien puso el nombre a varias escuelas del puerto, escogiendo las de los próceres del movimiento libertario.

   Durante el periodo de dirección de Don Salvador Díaz Mirón, Don Fernando Siliceo, ocupó el cargo de Subdirector y las cátedras de Geografía Universal, Geografía Histórica, Economía y Social, Tecnicismos y Neologismos, también la de Historia de México.

   A los 62 años, durante el periodo comprendido de 1926 a 1927, el gobernador del Estado de aquel entonces, el General. Heriberto Jara, lo designó director del Instituto sucediendo así, a don Salvador Díaz Mirón.

   Durante el tiempo en que él estuvo al frente de la institución, logró proveer a cada alumno de dos uniformes y armamento para la práctica de ejercicios militares, al frente de los cuales estaban el Cap. Arturo López de Nava y el Teniente Ariel Boza Alemán.

   En el primer aniversario de la inauguración del Estadio de Xalapa, tiene lugar un torneo en el cual compitieron alumnos de las preparatorias d el capital de Xalapa, Orizaba, Córdoba y Veracruz, esto celebrado un 21 de septiembre.

 

Ing. Justiniano Aguillón de los Ríos

   Ex director de la ICL, Justiniano Aguilón de los Ríos, continuó influyendo en los maestros y padres como director del sistema escolar estatal durante la década de 1920. Conocido por sus títulos en educación y agronomía, sus gustos excéntricos y su excelente biblioteca multilingüe, Aguilón fue un prototipo del hombre educado de los años prerrevolucionarios.

 

Ing. Vicente Camporredondo Ramírez

   Vicente Camporredondo Ramírez, fue un educador nacido en El Tejar, Veracruz el 14 de octubre de 1886. Sus estudios profesionales los realizó en Iowa, EUA. Al regresar se empleó en la Compañía de Luz, e instaló el primer swicht a distancia para alumbrado público, también se desempeñó como catedrático de la Preparatoria y de la Escuela Naval, fue Maestro fundador de la Secundaria Libre y Maestro de la Escuela Enseñanzas Especiales, también es recordado por ser el Profesor fundador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Veracruzana.

   Este gran hombre, del que no se tienen muchos registros, murió en Veracruz el 2 de octubre de 1962.

 

Guillermo A. Esteva

   Nació en la Ciudad y Puerto de Veracruz el  03 de febrero de 1897.

   En la ciudad de Oaxaca estudió Leyes. Impartió cátedra en el Instituto Científico y Literario y en el Instituto de Oaxaca. Fue profesor de la Escuela Secundaria y Preparatoria de Veracruz y el noveno director de la misma. Fungió como secretario general de gobierno de Oaxaca y fue dos veces diputado federal ante el Congreso de la Unión. En la Ciudad de México fue profesor del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de varias escuelas secundarias. Colaboró varios años en El Dictamen, de Veracruz, bajo los pseudónimos de "Carlos Orgín" y "Mínimo"; en El Universal Ilustrado y en algunos periódicos y revistas literarias de la capital y la provincia.

   Guillermo A. Esteva publicó dos libros de poemas: Gemas de amor y El libro de las vírgenes y dejó preparado uno más de poesía, “Genéticas”, y una novela, “La señorita Niní”. En el marco del paisaje costeño, sus poemas, llenos de erotismo, cantan siempre a la mujer. La plasticidad de sus versos lo incorpora como un continuador del paisajismo. Cultivó fundamentalmente el soneto y en una parte de su segundo libro, el verso libre. Su breve estudio sobre la historia de La música oaxaqueña abarca desde la época prehispánica hasta mediados del siglo XX.

 

Lic. Antonio Campillo Sánchez

   Fue rector de la Universidad Veracruzana en 1969.

   Durante su gestión como rector de  la máxima casa de estudios  universitaria en Veracruz se fundó la facultad de Estadística en 1970 y en ese mismo año también fundó la facultad de Trabajo Social en Poza Rica.

 

Dr. Vicente Ortíz Lagunes

   Nacido en esta ciudad, cursó sus estudios en la Escuela Nacional de Medicina de Santo Domingo y en el Hospital General de la ciudad de México, a su regreso a esta ciudad ejerció la medicina e ingresó de maestro en Psicología al Ilustre Instituto Veracruzano del cual ocupó la dirección y fue nombrado Decano del mismo. También ejerció la docencia en la Facultad de Medicina “Miguel Alemán”, fue socio fundador de la Asociación Veracruzana de Conciertos. En la administración municipal del licenciado Francisco Ramírez Govea ocupó el puesto de Síndico.

 

 

 

Dr. Juan Capallera Mateos

   El doctor Juan Capallera Mateos nació un 22 de mayo de 1922; egresó de Médico especializado en Gineco - Obstetricia en el año 1944.

   Fue el 21 de febrero de 1952 que el presidente de México Miguel Alemán Valdés inauguró la primera facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana en la ciudad y puerto de Veracruz; siendo su primer director el doctor Horacio Díaz Correa y el Secretario Fundador el doctor Juan Capallera Mateos.

   De 1961 a 1966 fue director del Ilustre Instituto Veracruzano en donde instituyó la materia de teatro obligatoria, fue fundador del primer cine club en el Auditorio Vicente Camporredondo, con proyectores de 35 mm.

   Durante el periodo comprendido de 1973 a 1977 fue Director de Medicina en la Universidad Veracruzana, así también trabajó en el Hospital Regional y de manera altruista en el nosocomio Aquiles Serdán, actual IVEC, sin dejar a un lado su interés por los aspectos culturales, estas inquietudes lo relacionaron con las actividades del Ateneo Veracruzano y con la lectura.

   El doctor Juan Capallera Mateos fue un incansable promotor de la cultura, por lo cual se abocó a fomentarlo en la desaparecida Librería Universitaria ubicada en el Parque Zamora, librería que él mismo auspició.

   Es en el año de 1982 cuando fue invitado a hacerse cargo de la dirección del Museo de la Ciudad de Veracruz en donde promovió y patrocinó actividades conjuntadas con la pintura, música y las tradiciones mexicanas, impulsando también círculos de lectura.

   Finalmente este gran médico y maestro falleció en 26 de agosto del 2018 alrededor de las 21 horas.

 

Lic. José Luis Peri Pérez

   Es licenciado en derecho egresado de la Universidad Veracruzana y se ha desempeñado como director general de la policía ministerial y director general de servicios periciales, regidor del ayuntamiento de Veracruz y  su último cargo fue el de titular de la subprocuraduría regional Cosamaloapan, a lo largo de su carrera como servidor público desempeñó algunas otras funciones.

 

 

Ing. José A. Tello Allende (2005 - 2007)

ESTUDIOS

Ingeniero Mecánico Electricista en la Facultad de Ingeniería Sede Veracruz de la Universidad Veracruzana

Maestría en Ciencias con Especialidad en Ingeniería Mecánica en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey I.T.E.S.M.

   Catedrático del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey I.T.E.S.M. 1972-1973

   Ingeniero en la Gerencia de Ingeniería de Planta de Tubos de Acero de Mexico S.A. de C.V. TAMSA 1973-1980

   Catedrático de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Veracruzana 1973-2005

   Vocal Ejecutivo del Sistema de Agua y Alcantarillado SAPA 1980-1984

   Catedrático del Instituto Tecnológico de Veracruz 1974-1975, 1980-1981

   Director General de la Comisión Regional de Agua y Saneamiento del Puerto de Veracruz CRAS  1994-1999

   Director General de la Facultad de Ingeniería-- Región Veracruz  -- de la Universidad Veracruzana.   2002 - 2005

   Director de la Escuela de Bachiller Ilustre Instituto Veracruzano 2005 - 2007

   Director del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano SAS   2014 - 2015

   En mayo del 2007, cuando el Ingeniero Tello dirigía el Ilustre Instituto Veracruzano algunas organizaciones sociales de la zona conurbada Veracruz – Boca del Río, manifestaron su apoyo al ingeniero para candidato a la alcaldía de la ciudad de Veracruz en calidad de aspirante ciudadano o dentro de una alianza de partidos políticos.

  

 

 

Mtra. Julia Cecilia García Vega (2011 - 2016)

   La profesora Julia Cecilia es Licenciada en Pedagogía.

   Antes de dirigir al Ilustre Instituto Veracruzano se desempeñó como profesora de la misma institución, sirviendo como guía de muchas generaciones, estuvo al frente de asignaturas como Habilidades Cognitivas Analíticas, Ética y Valores y Filosofía.

   Actualmente sigue ejerciendo en el mismo plantel como docente.

 

Lic. Guillermo Cinta Garrido (2016 - en funciones)

   El Licenciado Guillermo Cinta Garrido antes de ocupar el puesto de director del Ilustre Instituto Veracruzano se desempeñó durante  dieciocho años como docente fungió como profesor tanto del área de bachillerato como del área de secundaria del mismo colegio. En el área de bachillerato impartió clases de Literatura I y Literatura II, Etimologías Grecolatinas, Taller de Lectura y Redacción, Metodología de la Investigación y Orientación Vocacional. En el área de secundaria se desempeñó como catedrático de las materias de Formación cívica y ética, Asignatura Estatal e Historia.

   El Licenciado Guillermo Cinta Garrido, es abogado de profesión y sucedió en la dirección del Ilustre Instituto Veracruzano a la maestra Julia Cecilia García Vega el 15 de Julio del 2016.